martes, 17 de abril de 2018

EN TU PIEL




*Pedí fotografías de marcas de piel a las mujeres de mi universo afectivo, con ellas creé una pieza fruto de influjos múltiples, en donde se evidencian las características de cada marca con sus texturas, colores, configuraciones, sin colocar la piel entera en evidencia, cuidando las superficies del afecto, las identidades, configurando con todas las fotografías una piel integral, tal vez de uso colectivo, que gana presencia como una piel única, afectada, llena de vestigios que unen historias. Me di cuenta del mismo modo, que pedir la participación de las mujeres de mi vida implicó mover su sensibilidad, hacerlas revisar sus cuerpos con novedad y acercarlas a mis formas de crear

ÓRGANOS COLECTIVOS






*La combinación de ensayos personales y colectivos me llevó a crear piezas que dan realce al sentido del tacto, que permiten al espectador mover la estructura (de la forma más evidente que en otras piezas ) es más, ser parte de ella, hacer que su piel se prolongue en el tejido y que la flexibilidad de las dos superficies cambie al mover los volúmenes centrales, generando una experiencia compartida de la obra, pero también envuelta de intimidad, pues no busco una participación multitudinaria, a la hora de resolver la forma, los elementos que propongo proyectan la interacción de dos cuerpos que "comparten la piel". 

DE ENCAJE Y DE PIEL













*De encaje y de piel es una instalación escultórica compuesta por piezas blandas hechas en tela con acabados de encaje de bolillos, espinas y cabello, las cuales parecen órganos (riñones, corazón, hígado, cerebro) que en sus cualidades sensoriales dispuestas por la combinación de texturas, dejan ver el dentro y fuera del material que modela "cuerpos", para mí femeninos. Las ondulaciones de la piel se manifiestan en las telas de diferentes colores que aluden al mismo tiempo, a sus variados matices. Los materiales se tuercen, estiran, se dejan deslizar a partir de la estructura central como si algo se estuviera desprendiendo, desenrollando. Asimismo, coso meticulosas marcas en los tejidos que sirven de envolturas, estas intervenciones generan irregularidades que acentúan el tratamiento de teñido de otros detalles incorporados. Cada componente tiene su individualidad, sus formas son parecidas, pero no hay dos iguales. Las piezas se cuelgan de un fino hilo adherido al techo, otras en la pared generando pequeños grupos, o solas, un poco distantes de las demás. Retomo en el proceso de creación de esta obra, la definición de las dimensiones de los elementos y distribución en el espacio con respecto al tamaño de mi cuerpo, pensando que otros cuerpos van a recorrer sus entramados, sus fragmentos. Prefiero eso, captar la atención de quien es curioso para encontrarse con las pequeñas cosas; y que sabe que es necesario de disposición, para contemplar la acumulación de atavíos sensitivos presentados aquí para los ojos y a lo mejor, para las manos.

ACCIONES CUERPO- ENCAJE

TEJIDO EN LA PIEL

VESTIDO PARA DEDOS



PERFORADO

*Estas acciones surgieron de una voluntad por crear experiencias de contacto con los objetos hechos y artículos recolectados, interactuar con ellos para descubrir más posibilidades de expresión, para sensibilizar igualmente con su forma, su materialidad, para dejar registrado un contacto con mi piel. Los registros fotográficos son, al mismo tiempo, un retorno a procedimientos activados en el pasado, esta vez reflejando específicamente los elementos en juego: piel, contacto, encaje. Las acciones no son una escena ensayada con anterioridad, son un pensamiento vago sobre lo que quiero hacer y mucha conexión con los elementos usados y la libertad de ir según lo que se va viviendo. Como expresión artística creo que esta experimentación trae la foto-performance para actuar en la intimidad, no son actos preparados para un público, son materia y el cuerpo frente a la cámara, activando las potencias de la síntesis de sus materialidades.

lunes, 24 de agosto de 2015

¿LO QUE HAGO, ME LO COMO?

Diseño para el proyecto de la Revista Fugax. La publicación digital Fugax es parte de las investigaciones del grupo de estudio Escuela Libre de Dactilografía ( Sao Paulo -Brasil)  concebida para tornarse un espacio de exhibición portátil con curadurías y formatos diferentes para cada edición. Para este primero número la provocación fue propuesta por Renata Scovino a partir de la siguiente cita: 

“HOJE NÃO SOMOS MAIS IDIOTAS O BASTANTE PARA IMAGINAR QUE FAZEMOS ALGO NOVO, OU MESMO QUE UMA AFIRMAÇÃO COMO ESSA NÃO IMPLICA UM PROGRESSO - E, PORTANTO, UMA CERTA DOSE DE "ORIGINALIDADE".

La idea fue crear de forma libre a partir de las palabras asignadas . Andrea Rey: COMO / QUE

http://issuu.com/revistafugax/docs/fugax00_issuu/1?e=1843327%2F14978278 Aquí se puede observar la revista completa. 

martes, 18 de agosto de 2015

INCUBAR



Incubar consta de  una masa ovoide central que habla del  cuerpo como centro, territorio que guarda el origen de todo, la cual posee rasgos semejantes al   ombligo y/o genital femenino, lo que en relación con el espacio hace pensar en nido. Se adiciona como base de este modelado en porcelana fría una almohadilla  decorada con perlas y encaje enlazada a un circulo tejido con cabello de la autora, todo lo anterior  cubierto por un recipiente de vidrio que le da al conjunto un encanto de relicario o guardapelo.

La forma anidada es protagonista en la pieza con el fin de crear un soporte al modelado y  la intensión de expresar poéticamente la definición de la palabra incubar, por eso se crea un elemento que a la vez de cuerpo es huevo y obviamente se posa en su nido que viene a denotar la doble noción de refugio, en palabras de Bachelard “Así, contemplando el nido, nos situamos en el origen de una confianza en el mundo, recibimos un incentivo de confianza cósmica. ¿Construiría el pájaro su nido si no tuviera confianza en el mundo? Si entendemos este llamamiento, si hacemos de este frágil ambiente que es el nido-paradójicamente sin duda, pero en el impulso mismo de la imaginación- un refugio absoluto, volvemos a las fuentes de la casa onírica. Nuestra casa, captada en su potencia de onirismo es un nido en el mundo”[1]

De la misma manera, la propuesta habla de arraigo, por lo que se es y el lugar en el que se nace,  lo cual implica también  la tendencia a entender o aproximarse al mundo desde el detalle, desde lo minucioso, desde el poder de lo íntimo y la creación que muchas veces se origina en lo diminuto, es ahí donde igualmente de experimenta una conexión con las observaciones de Bachelard cuya percepción sabe cómo  acercarse  a la miniatura y la intimidad para hablar de su clara relevancia.




[1] BACHERLARD, Gastón. La Poética el espacio. Breviarios, Fondo de Cultura Económica. México. 2006. Pág. 137.